20:30 h. Orquesta Sinfónica de Chicago. Auditorio Alfredo Kraus

Comienza el 30 Festival de Música de Canarias con la Orquesta Sinfónica de Chicago, dirigida por Riccardo Muti


El 10 y 11 de enero en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria y el 13 y 14 en el Auditorio de Tenerife

 

El certamen se inaugura con los compases del Ballet de las Brujas de la ópera Macbeth de Verdi, Muerte y transfiguración de Richard Strauss y la Suite de Romeo y Julieta de Sergei Prokoviev

 En su segundo programa la formación norteamericana abordará la Quinta sinfonía de Beethoven y la Sinfonía Fantástica de Berlioz

 Compra aquí las entradas: entrada

 

El Festival Internacional de Música de Canarias celebra su treinta cumpleaños con una de la orquestas de mayor reconocimiento mundial, la Sinfónica de Chicago, dirigida por su titular Riccardo Muti, auténticos protagonistas de la edición 2014 y de los dos conciertos inaugurales, en cada uno de los auditorios de las capitales canarias. Comienza más de un mes de programación que llevará la música clásica a todas las Islas, con la celebración de veinticinco conciertos, hasta el próximo 4 de febrero.

 

La Orquesta Sinfónica de Chicago (OSC), considerada como uno de los conjuntos más importantes del mundo, dará comienzo a la trigésima edición del Festival de Música de Canarias. El público podrá disfrutar de la OSC durante los días 10 y 11 de enero, en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria, a partir de las 20:30 horas; y los días 13 y 14 de enero, en el Auditorio de Tenerife, a la misma hora. Fundada en 1891, esta orquesta ha ganado 62 premios Grammy a lo largo de su historia. La formación norteamericana hará la primera escala de su gira europea en Canarias y el Maestro Muti dirigirá por cuarta vez en los escenarios del Festival, tras su última visita en 2008, cuando  estuvo al frente de la Phillarmonia Orchestra.

 

El repertorio elegido por Muti para este concierto hace un recorrido por la música romántica, a través de los compositores más destacados de la época. En la primera parte, la orquesta interpretará Música del ballet de Macbeth de Verdi; continuarán con Strauss y su obra Muerte y transfiguración; y finalizarán con la suite de Romeo y Julieta de Prokoviev.

 

En su segundo programa, la OSC interpretará dos de las obras más destacadas del repertorio sinfónico: la Sinfonía nº 5 en Do menor del maestro alemán Beethoven; y terminarán el concierto con la Sinfonía fantástica de Berlioz.

 

Los músicos de la OSC han tenido la oportunidad de actuar en todas las capitales de referencia a nivel mundial. Esta fama es el resultado del esfuerzo y dedicación a lo largo de más de cien años. Desde 1916 han realizado una gran cantidad de grabaciones, como la Sinfonía nº 4 de Shostakovich y las Sinfonías nº 1, 2, 3 y 6 de Mahler,  registros que le han dado un gran prestigio.

Actualmente es el italiano Riccardo Muti quien conduce a los intérpretes. Nacido en la ciudad de Nápoles en Italia, estudió piano en el Conservatorio de San Pietro a Majella con el profesor Vicenzo Vitalle, posteriormente obtuvo su diploma en composición y dirección en el conservatorio Giuseppe Verdi de Milán. Destaca por su gran dedicación a los músicos jóvenes, así como por su preocupación por los problemas sociales y cívicos, dirigiendo en muchos de los lugares más problemáticos del mundo a modo de reivindicación. Desde el año 2010 es el décimo director que ha tomado la batuta para dirigir la OSC.

 

Notas primer programa

 

Arranca el 30 Festival de Música de Canarias con los compases del tercer acto de la ópera Macbeth de Verdi (1813-1901) una de las más geniales que existen y una revolución en todos los campos al eligir,  por primera vez, a Shakespeare, y también  porque supuso una ruptura musical. Y se podrá disfrutar bajo la dirección  de un maestro en el repertorio lírico italiano, reconocido como uno de los máximos directores de orquesta de su generación, por sus brillantes versiones de las óperas de Verdi. Seguidamente completan el concierto inaugural Muerte y transfiguración de Richard Strauss (1864-1949) y la Suite Romeo y Julieta de Prokoviev (1891-1953).

 

Strauss, en plena juventud –tenía 34 años- describe el viaje a la muerte con un detallismo admirable. No cabe mayor plasticidad sonora en el retrato del enfermo, que ocupa tres cuartas partes de la obra, que  tuvo un gran éxito y causó asombro por su ambición renovadora y por su sensibilidad inquietante. A juicio del crítico García Alcalde,  tanto por la técnica y la estética del realismo es de los mejores. “Strauss alardeaba de poder describir en sonidos cualquier hecho, persona, situación u objeto. Su genialidad se centraba en el análisis psicológico, y cuando quería elevarse a la trascendencia decaía notablemente. Sin embargo, Muerte y transfiguración tuvo un gran éxito y causó asombro por su ambición renovadora y por la sensibilidad inquietante que movería a como una de sus obras más perturbadoras.”

 

Finalmente, cierra el primer concierto de la OCS la Suite de Romeo y Julieta.   Prokofiev compuso el ballet Romeo y Julieta en 1935, durante el periodo feliz de su primer regreso a la Unión Soviética. Proyectado inicialmente para el Teatro Kirov de Leningrado, fue compuesto para el Bolshoi de Moscú, que no llegó a estrenarlo. “La experiencia adquirida por Prokofiev en la creación de música cinematográfica.o incidental para el teatro, fue providencial para transcodificar sin palabras el drama shakespeariano, con agilidad y viveza” escribe García Alcalde.

 

Al margen del ballet, que conserva hoy toda su garra y goza del favor de los grandes coreógrafos, la partitura orquestal tiene vida propia en las salas de concierto.

 

La Orquesta Sinfónica de Chicago (CSO)  es aclamada como una de las orquestas más importantes de hoy en día. Muy solicitada desde las capitales musicales más prestigiosas del mundo, tanto dentro como fuera de las fronteras de Estados Unidos, en 2010, el destacado director de orquesta italiano Riccardo Muti se convirtió en su décimo director musical. Su perspectiva para la orquesta, profundizando en su compromiso con la comunidad de Chicago, nutriendo el legado de la orquesta y apoyando a una nueva generación de músicos y artistas visionarios, marca una nueva era para la institución. El compositor y director francés Pierre Boulez, que tras su larga trayectoria junto a la Orquesta fue nombrado principal director invitado en 1995, recibió el título Director Emérito Helen Regenstein en 2006.

En colaboración con afamados directores y artistas invitados, la CSO lleva a cabo más de 150 conciertos cada año en su sede de Chicago, el Symphony Center, y en el Festival Ravinia en la costa norte de Chicago, donde es orquesta residente cada verano. A través del Institute for Learning, Access and Training, la CSO emplea anualmente a más de 200.000 residentes del área de Chicago.

En enero 2010, Yo-Yo Ma se convirtió en el  primer “Judson and Joyce Green Creative Consultant”, nombrado por Riccardo Muti por tres años. En este cargo, Yo-Yo Ma presta un servicio inestimable a Riccardo Muti y al equipo y músicos de la CSO a través de su inigualable arte y destreza de conectar con los demás. Ma se une a Muti para actuar como catalizador inspirador para la comunidad de Chicago, abogando por el poder de transformación que puede tener la música. Ma participa  en el desarrollo e implementación de nuevas iniciativas, proyectos y series bajo el auspicio del Institute for Learning, Access and Training. En Octubre de 2012, el acuerdo con Ma fue prolongado hasta junio del 2015.

En el otoño de 2010, dos compositores “Mead” residentes comenzaron un acuerdo de años, que fue ampliado recientemente por dos años más en la temporada 2013/14. Mason Bates y Anna Clyne, nombrados por Riccardo Muti, asisten las series contemporáneas MusicNOW, compartiendo su relevante e impactante obra con las audiencias de Chicago. Colaborando con otros artistas de otros campos u otras instituciones, Bates y Clyne tienen el cometido de traspasar las barreras tradicionales y ofrecer a la comunidad de Chicago ideas frescas para colaboraciones, así como crear experiencias musicales únicas.

Comparte este artículo